viernes, 27 de mayo de 2011

Tambien Por Nosotros



( E.J.Waggoner )

El cuarto capitulo de Romanos es uno de los de mayor riqueza en la biblia, por la esperanza y ánimo que contiene para el cristiano. En Abraham, tenemos un ejemplo de la justicia por la fe, y queda expuesta ante nosotros la maravillosa herencia prometida a todos los que tienen la fe de Abraham. Y esa promesa no esta restringida. La bendición de Abraham viene tanto a los gentiles como a los judíos;nadie hay tan pobre que no pueda compartirla. Ya que “ es por la fe , para que sea por gracia; para que por la promesa sea firme a toda simiente”.

La ultima cláusula del versículo diecisiete merece especial atención. Contiene el secreto de la posibilidad de nuestro éxito en la vida cristiana. Dice que Abrahám creyó a Dios “ el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como las que lo son”.

Eso denota el poder de Dios; implica poder creador. Dios puede llamar algo que no existe como si existiese. Si eso lo lo hiciese un hombre ¿ como lo calificaríamos? Como una mentira. Si un hombre dice cosas que no existen, siendo que no es así, a eso lo conocemos como mentira. Pero dios no puede mentir. Por lo tanto, cuando Dios llama las cosas que no son como si fueran, es evidente que con ello las hace ser. Es decir su palabra las hace venir a la existencia. Hay un conocimiento y dicho infantil: “si mamá lo dice, es así, aunque no lo fuese”. Tal sucede con Dios. En el tiempo referido como “en el principio”- sin mas escenario que el desolador vacío de la nada -, Dios habló, e instantáneamente surgió a la existencia los mundos. “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todos el ejercito de ellos por el espíritu de su boca...

Porque el dijo, y fue echo; mando, y existió”(Salmos 33:6-9).Ese es el poder al que alude Romanos 4:17 . Leámoslo y apreciamos la fuerza del lenguaje en relación en relación con lo expresado. Hablando todavía de Abraham, dice el apóstol:

“El creyó en esperanza contra esperanza, para venir a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que le había sido dicho: Así sera tu simiente. Y no se enflaqueció en la fe, ni considero su cuerpo ya muerto (siendo ya de casi cien años), ni la matriz muerta de Sara; Tampoco en la promesa de Dios dudó con desconfianza , antes fue esforzado en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que todo lo que había prometido era también poderoso para hacerlo. Por lo cual también le fue atribuido a justicia” Romanos 4:18-22.

Aprendemos aquí que la fe de Abraham en Dios, como Aquel que era capas de traer las cosas a la existencia por su palabra, fue ejercida en relación con su capacidad para crear justicia en una persona destituida de ella. Los que ven la prueba del la fe Abraham como refiriéndose simplemente el nacimiento de Isaac, pierden la enseñanza central y la belleza del pasaje sagrado. Isaac no era mas que aquel a través del cual le seria llamado simiente, y esa simiente es Cristo. Véase Gálatas 3:16. Cuando Dios dijo a Abraham que en su simiente serian benditas todas las naciones de la tierra, en realidad le estaba predicando el evangelio (gálatas 3:8);por lo tanto, la fe de Abraham en la promesa de Dios era realmente fe en Cristo como salador de los pecadores. Tal era la fe que le fue contada por justicia.

Obsérvese ahora la fuerza de esa fe. Su propio cuerpo ya estaba virtualmente muerto a causa de la edad, y el de Sara no estaba en mejor condición. El nacimiento de Isaac de una pareja tal, no significa menos que producir vida a partir de los muertos. Fue un símbolo del poder de Dios para traer a la vida espiritual a quienes estaban muertos en transgresiones y pecado. Abraham espero con toda esperanza. Humanamente hablando, no había posibilidad alguna de que la promesa se cumpliese; todo iba en contra, pero su fe se aferro y reposó en la inmutable palabra de Dios, y en su poder para crear y dar la vida. “Por lo cual también le fue atribuido en justicia”. Y en suma:

“ No solamente por el fue escrito que le haya sido imputado; sino También por nosotros, a quien sera imputado, esto es a lo que creemos en el que levantó de los muertos a Jesús Señor nuestro, el cual fue entregado por nuestros delitos, y resucitado para nuestra justificación” (Romanos 4: 23-25).

Así pues, la fe de Abraham fue lo que debe se la nuestra, y con similar objeto. El hecho de que sea por la fe en la muerte y resurrección de Cristo, que se nos imputa la misma justicia que se le imputó a Abraham , muestra que la fe de Abraham lo fue igualmente en la muerte y resurrección de Cristo. Todas las promesas de Dios Abraham lo era para nosotros, tanto como para él. En un lugar se nos dice que eran especialmente para nuestro provecho. “Porque prometiendo Dios a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juro por si mismo”. “por lo cual, Dios queriendo mostrar más abundante a los herederos de la promesa y la inmutabilidad de su consejo interpuso juramento; para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo, los que nos acogemos a trabarnos de la esperanza propuesta” (hebreos 6:13,17,18).Nuestra esperanza descansa por lo tanto, en la promesa y juramento hechos a Abraham, ya que tal promesa, confirmada por un juramento, contiene todas las bendiciones que Dios puede otorgar al hombre.

Pero antes de pasar a otro punto, vamos a hacer lo anterior un poco más personal. Alma vacilante, no digas que tus pecados son tanto, y tú tan débil, que no hay para ti esperanza. Cristo vino para salvar a los perdidos, y es poderoso para salvar hasta lo sumo a los que por Él se allegan a Dios. Eres débil, pero te dice, “mi potencia en la flaqueza se perfecciona” (2 corintios 12:9 ). Y el registro inspirando nos habla de aquellos que “sacaron fuerza de la debilidad” (hebreos 11:34) significa que dios tomó la debilidad misma de ellos y la transformó en fortaleza. Demuestra de ese modo su poder. Es su forma de obrar. “Antes los necios del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es: Para que ninguna carne se jacte en su presencia” ( corintios 1:27-29)

Ten la fe sencilla de Abraham. ¿De qué manera obtuvo la justicia? No considerando lo mortecino o falto de fuerza que estaba su cuerpo, son estado dispuesto a dar a Dios toda gloria. Siendo esforzado en la fe de que El seria capas de hacer todas las cosas a partir de lo que era. Tú, por lo tanto, no consideres la debilidad de tu cuerpo, sino la gracia y el poder de nuestro señor, teniendo la seguridad de que la misma palabra capas de crear el universo, y de resucitar los muertos, puede crear en ti un corazón limpio, y vivificante en Dios. Seras así hijo de Abraham. Hijo de Dios por la fe en Cristo Jesús.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos están permitidos, pero serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices unicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Para dejar tu URL comenta con OpenID o cuenta Google (recomendado).
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.

NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

Recomendación: (LEER)
El sistema de comentarios usualmente suele fallar por razones ajenas a quienes administran el blog. Por lo tanto, les dejamos algunas recomendaciones:
- Primero, verifique que su comentario no supere los 4000 caracteres.
- Antes de postear, copie y pegue lo que ha escrito en un Bloc de Notas (o en un documento Word) para no perder lo que ha escrito y haga click en VISTA PREVIA, luego publique.

Suscribase via email

Ingresa aquí tu email:

Delivered by FeedBurner

CONFIRMACIÓN REQUERIDA:
una vez ingresado su email, le llegará de manera automática e instantanea un correo a la dirección colocada. Es necesario que confirme haciendo click en el link (de color azul). Si no lo recibió, revise la bandeja de correo no deseado (SPAM). ¡Muchas Gracias!