sábado, 21 de mayo de 2011

Creación o evolución ¿cuál de las dos?


Muchas personas creen en que todos los seres humanos no fueron creados por un Dios  confirman que fuimos evolucionando. ¿Pero vamos a leer en qué consiste la evolución; y vamos a poder sacar nuestra propia conclusión si somos o no evolucionista.
“La evolución es la teoría que representa el devenir del mundo como una transición gradual desde lo indeterminado hacia lo determinado, desde lo uniforme a lo variado, y que asume que la causa de esos procesos es inherente al propio mundo que es objeto de la transformación.”
“Evolución es, pues, sinónimo de progreso. Es una transición desde lo inferior a lo superior, de lo peor a lo mejor. Tal progreso apunta a un valor añadido en la existencia, tal como reconocen nuestros sentimientos”.
  Ahora apropósito de ese asunto del progreso desde lo peor a lo mejor, ¿tiene algo que ver tus sentimientos? Si es así, ¿qué eres en realidad? Cualquiera de los que aquí reunidos mira su progreso el valor de su experiencia por sus SENTIMIENTOS, es evolucionista: no importa si ha sido adventista por cuarenta años, no deja de ser evolucionista. Su religión, su cristianismo, es una profesión desprovista de la sustancia, la forma sin el poder.
Tal es la evolución, según la definición de sus inventores, que el mundo, con todo lo que en él hay, vino por sí mismo; y que el principio que lo llevó en la situación que ahora está, es inherente a sí mismo todo cuanto el mundo es. De manera que, evidentemente, “la evolución es directamente antagonista de la creación”.
Cierto que por lo que respecta al mundo y todo cuanto en él hay, no crees que viniese por sí mismo. Sabes que no eres evolucionista hasta ese punto; crees que Dios creó todas las cosas. Todos cuantos estamos hoy aquí reunidos diríamos que Dios CREÓ todas las cosas, el mundo y todo lo que hay en él.la evolución no admita tal cosa: no deja lugar a la creación. 
Seas tú uno de ellos o no, lo cierto es que abundan, incluso entre los adventistas no tanto como antaño ¡gracias a Dios! Quienes creen que necesitamos a Dios para el perdón de nuestros pecados, INICIÁNDONOS de esa manera en el camino; pero posteriormente, debemos obrar NUESTRA PROPIA salvación con temor y temblor. De acuerdo con eso, temen y tiemblan todo el tiempo; pero no obran ninguna salvación, ya que no tienen a Dios constantemente obrando en ellos, “así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Fil 2: 12,13).
Se nos dice en Hebreos 11:13 que por la fe entendemos que los mundos fueron FORMADOS [construidos, hechos] POR LA PALABRA DE DIOS, de modo que lo que vemos no fue hecho a partir de lo visible (King James). La tierra que conocemos no fue hecha a partir  de rocas; el hombre no fue hecho a partir de monos, antropoides ni “eslabones perdidos”. Los monos no fueron hechos a partir de renacuajos, ni los renacuajos de protoplasma, en aquel remoto principio. No, “los mundos fueron formados por la palabra de Dios, de modo que lo que vemos no fue hecho a partir de lo visible”
Cuando Dios, pronunciado la palabra, hubo creado los mundos, dijo en relación con el nuestro, “Sea la luz”. ¿Cuánto tiempo pasó desde la emisión de las palabras “Sea la luz”, y la aparición de la luz? Quiero recalcar esto a fin de que podáis averiguar si sois evolucionistas o creacionistas. Permitidme repetir la pregunta, ¿no hubo seis largos periodos de tiempo entre la emisión de la palabra y el cumplimiento de hecho? Decís que no. ¿No pasó una semana?-NO. ¿No pasó un Día?-NO. ¿Ni siquiera una hora?-NO. ¿Y un minuto?- Tampoco. ¿Quizá un segundo?-NO, ciertamente. No pasó ni un segundo entre el momento en que Dios pronunció las palabras “Sea la luz”, y la existencia, de esa luz. [Voz: “Tan pronto como se pronunció la palabra, fue  la luz”]. Efectivamente, así es como sucedió. He presentado ese punto con detenimiento a fin de que quede bien fijado en vuestra mente, por temor a que lo olvidéis, cuando más adelante os haga alguna pregunta relacionada con ello. Así pues, ¿queda claro que cuando Dios dijo “Sea la luz”, no pasó ni un segundo entre eso y el momento en el que la luz brilló? [Voz: Sí]. Muy bien. Entonces, aquel que admite  que transcurrió cualquier cantidad de tiempo éntrela declaración de Dios y la aparición de la cosa, es un evolucionista. Si son edades sin fin, se trata simplemente de alguien más evolucionista que el que piensa que tardó un día: es lo mismo, sólo que en mayor cantidad.
Dios dijo a continuación, “Haya expansión…” “y fue así”. Luego, “dijo Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, descúbrase la seca: y fue así”. Cada vez que Dios habló, fue así. Eso es la creación.
 Veis, pues, que para un evolucionista es perfectamente lógico y razonable el despreciar la palabra de Dios, y no ejercer fe en ella; eso es debido a que la evolución es lo contrario a la creación. Si la evolución es antagonista de la creación, y la creación es por la palabra de Dios, entonces la evolución es contraria a la palabra de Dios. Por supuesto, el evolucionista genuino y declarado no tiene ningún lugar para esa palabra, ni tampoco para los semi- evolucionista, - aquellos que evocan la creación y la palabra de Dios a modo de iniciación. La evolución necesita tanto tiempo, un periodo tan indefinido e indeterminado para conseguir lo que sea, que descarta la creación.
A menos, que reconozcamos diariamente la palabra de Dios como una energía creadora en tu vida, tu observancia del sábado es un fraude; ya que el sábado es un memorial de la creación. Es una “señal entre mi y vosotros, para que SEPÁIS  que yo soy Jehová vuestro Dios”, el Creador de todas las cosas.
Si al principio os ha parecido que era un tema más bien extraño para una ocasión como ésta [se trata de la clausura de una semana de oración], podéis ahora ver que es pura verdad para hoy. Sólo hay dos caminos. No existe el terreno neutral. Todo hombre y mujer en el mundo, o bien creacionista, o bien evolucionista. La evolución es infidelidad, es muerte. La creación es cristianismo, es vida. Escoge la creación, el cristianismo y la vida, para que puedas vivir. Adhirámonos a la creación solamente, y por siempre. Y que todos puedan decir “Amén” .

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Normas de publicación:
- El comentario debe de tener relación con la entrada
- Los comentarios anónimos están permitidos, pero serán moderados
- Argumenta tus comentarios de forma clara. Aporta información Relevante.
- No utilices unicamente Mayúsculas ni ortografías abreviadas del tipo texto SMS. Escribe correctamente.
- El Spam será borrado automaticamente.
- No hagas comentarios irrelevantes; serán considerados Spam.
- Evita las ideas generales y el lenguaje vulgar.
- Para dejar tu URL comenta con OpenID o cuenta Google (recomendado).
- Los comentarios pueden tardar un tiempo en ser publicados, tenga paciencia.

NOTA: Los comentarios de los usuarios no reflejan las opiniones del editor. No se aceptarán bajo ningún concepto comentarios difamatorios, o faltas de respeto hacia los usuarios de este blog. Libertad de expresión Si, pero con educación.

Recomendación: (LEER)
El sistema de comentarios usualmente suele fallar por razones ajenas a quienes administran el blog. Por lo tanto, les dejamos algunas recomendaciones:
- Primero, verifique que su comentario no supere los 4000 caracteres.
- Antes de postear, copie y pegue lo que ha escrito en un Bloc de Notas (o en un documento Word) para no perder lo que ha escrito y haga click en VISTA PREVIA, luego publique.

Suscribase via email

Ingresa aquí tu email:

Delivered by FeedBurner

CONFIRMACIÓN REQUERIDA:
una vez ingresado su email, le llegará de manera automática e instantanea un correo a la dirección colocada. Es necesario que confirme haciendo click en el link (de color azul). Si no lo recibió, revise la bandeja de correo no deseado (SPAM). ¡Muchas Gracias!